Google+ Cómo Preparar Kimchi | Shinhwa Broadcast en Español
3 de mayo de 2013

Cómo Preparar Kimchi



El plato nacional coreano
El kimchi es una comida complementaria. No se trata de un plato principal, sino que sirve para acompañar muchos otros platos, así como de ingrediente en otras comidas, como por ejemplo: sopa de kimchi, tortilla de kimchi, etc. Es estupendo con arroz blanco y carnes a la parrilla.
Para los coreanos, el kimchi, es un elemento necesario en la dieta diaria. De hecho existen neveras específicas para guardar el kimchi. En la comida coreana normalmente encontramos dos elementos clave: el arroz y el kimchi.


Elaborar el kimchi no es fácil. Hay muchas manera de hacerlo, y cada casa tienen su propia receta. También depende de la provincia.
Esta es una receta de kimchi básico. Los ingredientes los podéis encontrar en tiendas de alimentación, especialmente en las tiendas de alimentación chinas.

Kimchi
Ingredientes:
1 Col china/Repollo Chino/Napa
1 vaso de Sal gruesa/Sal marina
1/2 vaso de Polvo de guindillas/Chili picante en polvo
1/2 vaso de Harina de arroz
6 cucharadas de Líquido de pescado/Fish Sauce/Kkanari <- se acuerdan de ese episodio XDD
2 cucharadas de azúcar
Semillas de sésamo (al gusto de Hyesung)
Jengibre
Ajos

Separamos las hojas de la col china y la trocearemos en dados pequeños. Después llenamos un recipiente con dos litros de agua y ponemos un vaso de sal gruesa y mezclamos hasta que se disuelva. Acto seguido introducimos los trozos de Col China y dejamos en remojo durante 8 o 10 horas, en invierno. En verano con 4 o 6 horas será suficiente.
Después las ocho horas en remojo, elaboramos la salsa de kimchi. Para una col china utilizaremos media cabeza de ajo y un trozo pequeño de jengibre. Pelamos y machacamos bien los ajos y el jengibre por separado hasta que se quedan dos masas uniformes de ajo y jengibre. Por otra parte mezclamos 1/2  vaso de Harina de arroz con agua hasta que la harina se disuelva completamente y no deje grumos.
Se mezcla todo en un bol con el 1/2 vaso de polvo de guindilla. Luego añadimos 2 cucharadas de azúcar y 6 cucharadas de líquido de pescado. Mezclamos bien hasta que queda una masa espesa y uniforme.
El siguiente paso será escurrir la col china que teníamos en remojo y limpiarla con agua una o dos veces. Después la ponemos en un recipiente para añadirle la salsa picante.

Añadimos la salsa picante y mezclamos bien con las manos (protegidas por guantes higiénicos) hasta que la col china quede completamente teñida del color de la salsa.
Una vez queda completamente roja le añadimos unas semillas de sésamo y ya podemos reservarlo en un recipiente tapado. El primer día podemos dejar el kimchi fuera de la nevera y a partir del siguiente día será necesario conservarlo en el frigorífico. Aunque este kimchi puede empezar a consumirse desde el primer momento, será a partir de veinte días cuando empezará a obtener un sabor más ácido. Se recomienda que este primer kimchi se utilice como plato acompañante de arroz y platos principales, mientras que el kimchi más ácido a partir de los veinte días se utilice como ingrediente para otros platos como la sopa de kimchi, la tortilla de kimchi, etc.

Nota: El kimchi puede durar muchos meses si se conserva bien.

Propiedades del Kimchi

Antes de nada, debemos tener en cuenta que las verduras conservadas de esta manera contienen intactas todas sus propiedades. Al estar fermentadas son mucho más sencillas de digerir que una verdura cruda, por lo que se acelera mucho más la digestión. Junto a esto debemos destacar su función depurativa del organismo, ya que al contener fibra y ácido láctico nos ayudará a eliminar las sustancias tóxicas del intestino y mantenerlo en perfectas condiciones con un funcionamiento óptimo, además de ser un potente regenerador de la flora intestinal.
Entre sus virtudes depurativas debemos destacar el poder que tiene de mantener las arterias en un estado óptimo, además de suponer un importante refuerzo para el sistema inmunológico y las células, debido a su alto poder antioxidante, ya que al tratarse de verduras, contiene altas cantidades de ellos. Este aspecto del kimchi no lo debemos pasar por alto, ya que es cierto que las verduras contienen en sí mismas muchos antioxidantes, pero en el caso de este plato, al estar fermentado, sus efectos se multiplican, ya que el organismo los aprovecha de mejor manera.
El aporte vitamínico es destacable, y es que es una importante fuente de vitamina C, carotenos, vitamina A, B1 y B2. Junto a esto no hay que resaltar las cualidades nutricionales que nos tiene a todos los niveles, pues es una rica fuente de proteínas e hidratos de carbono. Todo esto lo convierte en un reconstituyente muy apreciado en Corea que no debemos perder de vista, pues nos aporta energía y bienestar de forma natural y totalmente beneficiosa para el organismo.



Sitios amigos

by Queen LaMajah. Con la tecnología de Blogger.